• Un auto limpio y una puerta abierta

    Un auto limpio y una puerta abierta

    el 1 de diciembre del 2013

    Máximo vino un día para bolear nuestros zapatos.  El es pequeño como los niños Maya, así que no sabíamos cuantos años tenía.