Nuestro legado

El sueño de alcanzar a Centroamérica con el Evangelio, comenzó en San José, Costa Rica, con la Sra Robert Ross y la Sra. Robert Lang, esposas canadienses de los dueños de plantaciones de café.  Estas mujeres sentían carga por los miles de personas hispanohablantes a su alrededor que estaban viviendo en la oscuridad espiritual.  Ellas fueron movidas a orar para que Dios enviara obreros al campo de cosecha en Costa Rica.

El Fundamento es Puesto

Mientras tanto, allá en Dallas, Texas, el Dr. C.I. Scofield se estaba enfrentando a una creciente convicción personal, sobre la necesidad de difundir el Evangelio desde su país, Estados Unidos, hasta las partes más remotas del mundo.  Él quedó impactado por la frase de Hechos 1:8, “en Samaria.”  Scofield sabía que eso se refería a nuestros vecinos inmediatos al sur de la frontera de los Estados Unidos, particularmente Centroamérica, la cual siempre había sido ignorada como objetivo evangelístico.

Siguiente: La primera década


¿Sabía que Camino Global tiene cerca de 300 misioneros en 11 países?